miércoles 25 noviembre 2020

La Mocha, escuela ternura

En América Latina, la expectativa de vida de la población travesti -trans no supera los 40 años y la Argentina no escapa a ese escalofriante promedio. A pesar de la sanción de medidas como la Ley 26.743 de Identidad de Género, el recientemente decretado Cupo Laboral en la administración pública nacional, y el desarrollo de un fuerte debate, desde numerosos sectores, hacia la sociedad toda sobre la necesidad de reparar la vulneración histórica hacia este colectivo, la brecha de desigualdad que todavía queda por saldar es tristemente grande y representa un tema de supervivencia.

Frente a esta realidad se plantan quienes forman parte del primer bachillerato popular travesti/ trans de América Latina, Mocha Celis, una escuela secundaria gratuita de Capital Federal que desde el año 2011 trabaja por la inclusión de personas trans en el sistema educativo. Surge como resultado del cruce del activismo trans-travesti y la tradición de los bachilleratos populares, con el objetivo de potenciar el movimiento trans y promover la integración laboral.

La Mocha trabaja partiendo de la idea base de entender la educación como un pilar central para la generación de oportunidades de inclusión social, construir y fortalecer un perfil desde el cual desarrollarse.

El nombre de esta escuela surge como homenaje a Mocha Celis, una travesti tucumana que trabajó con Lohana Berkins (activista trans argentina, impulsora de la identidad travesti). Mocha fue asesinada en una situación no esclarecida (se cree que hubo responsabilidad policial). Ella fue alfabetizaba por sus compañeras y murió sin poder terminar el secundario.

Líneas de trabajo

La Mocha es un espacio educativo inclusivo y no excluyente (también asisten personas no trans, pueden ser LGBTI, afrodescendientes, migrantes, madres solteras), con un plan de estudios de 3 años y Orientación en Diversidad de Género, Sexual y Cultural; este espacio cuenta con más de un centenar de estudiantes cada año de entre 16 y 60 años.

Constituyó la primera escuela trans en el mundo, siendo modelo de iniciativas similares en diversas provincias y países. Desde su nacimiento, 5 cohortes de egresades recibieron su título de Perito Auxiliar en Desarrollo de las Comunidades, permitiendo dar continuidad a su formación académica en cualquier universidad del país.

Además en la Mocha se organizan talleres de formación en oficios y de inserción laboral, para brindar herramientas de trabajo, así como también de expresión y autoestima; ya que la formación académica se plantea acompañada por el proyecto de construcción socio-política como ciudadanxs y sujetxs de derechos. En este sentido, la escuela representa un espacio militancia activa por los derechos de las personas del colectivo travesti-trans y contra las injusticias que el sistema cisheteropatriarcal les hace padecer.

Paralelamente, en estos años la Mocha produjo dos libros (“La Revolución de la Mariposas” con el Ministerio Público de Defensa y “Travar el Saber” con la Universidad Nacional de Avellaneda, Universidad de Madres de Plaza de Mayo y la Universidad Nacional de la Plata); una película documental titulada “Mocha”; una muestra fotográfica en conjunto con el Archivo de la Memoria Trans; además de obras de teatro, cortos documentales, recitales de poesía y festivales.

De frente a la pandemia

La realidad de quienes asisten a cursar a la Mocha, como parte de la población trans-travesti, está signada por grandes dificultades derivadas de la discriminación por identidad y/o expresión de género: trabajo no registrado, ejercicio del trabajo sexual ante la ausencia de otras posibilidades laborales, falta de cobertura de salud, imposibilidad de acceso a una vivienda digna, todo acompañado de estigmatización y violencia por parte de las fuerzas policiales. Todas estas situaciones se han visto fuertemente agravadas por la pandemia, profundizando la vulneración de derechos que vive constantemente este colectivo. Como respuesta al nuevo panorama, desde la Mocha, además de sostener la cursada en una modalidad virtual, se organizó el Teje Solidario, una red de cuidados para las personas travestis y trans, con el objetivo de colaborar con la situación que deben atravesar durante esta pandemia. El Teje funciona conectando personas que quieran y puedan hacer alguna donación de productos (alimentos, medicamentos, artículos de limpieza) o dinero con aquellas personas del colectivo trans-travesti que puedan necesitarlo. Además de asistir la cobertura de necesidades básicas, este acercamiento que se genera se presenta como una oportunidad para formar vínculos efectivos, sociales y para hablar sobre los derechos de los colectivos LGTBIQ+. Se trata en medio de este aislamiento, de tejer redes vinculares y afectivas que a futuro nos permita repensar y profundizar las políticas públicas y la gestión de nuestras organizaciones sociales.

Contactos

La Mocha representa una iniciativa fundamental por los aportes que realiza en la construcción de una sociedad más inclusiva, desde un proyecto colectivo, solidario y popular. Abrazando una de las realidades más frágiles y vulneradas de nuestra realidad, apostando a la construcción desde la educación y el amor (o la educación para el amor), tiende redes para marcar el camino.

Para contactarles pueden escribir a través de:

Página web http://www.bachilleratomochacelis.edu.ar/

Instagram https://www.instagram.com/p/Bx2jJmNAsBh/

Facebook https://www.facebook.com/mochacelis/?ref=page_internal

ÚLTIMAS NOTAS

Sala Silenciosa

Sala Parlante

ETIQUETAS