lunes 14 junio 2021

Johanna Andrango: “Se está abriendo el campo político a los jóvenes en Ecuador”

Johanna Andrango –Manuela Salvatierra*

Ecuador aprobó a finales del año 2019 una reforma política del Código de la Democracia que modifica el sistema electoral vigente hasta el momento. Las reformas políticas son siempre significativas porque aunque se pretendan durables, estas se aprueban en un contexto político específico siendo el resultado de un tironeo de consensos entre diferentes fuerzas y tiene efectos sobre el armado político partidario. Hablamos sobre este tema con la politóloga Johanna Andrango haciendo hincapié en un punto que resulta novedoso en el continente: la cuota de jóvenes en el armado de las listas. 

La pandemia hizo de las reuniones de Zoom moneda corriente, y aunque hablamos desde distintas partes del mundo, la charla fue cercana. La entrevista fue realizada antes de que se anuncien todos los candidatos a presidente a elegirse en febrero de 2021, cuando la reforma se pondrá en práctica por primera vez. 

En noviembre de 2019 la Asamblea Nacional aprobó un paquete de reformas al código de la democracia. ¿En qué consisten?

Hay algo sumamente importante sobre la reforma política y es que se cambió el método de elección de listas abiertas establecido en 1997 al método de listas cerradas que busca fortalecer los partidos políticos. Desde el 1997 hasta ahora podías elegir a candidatos entre listas distintas,  lo que favoreció muchas veces al personalismo político. La lista abierta te permitía fraccionar tus votos en diferentes partidos y no importaba el partido en sí sino la persona. La reforma lo que fomenta es la formación de partidos políticos y por eso la ley establece que debe haber primarias, que debe haber formación política de jóvenes etc. y sobre todo minimizar la personalización política que en el Ecuador es algo muy presente. En el poder legislativo, muchas de las personas que tienen más votos resultan ser cantantes, comediantes, personas de televisión e incluso futbolistas.

Ahora también otro aspecto que se resalta de esta ley es que se cambió el método de distribución de escaños del método D’Hont al método Webster. El método D’Hondt contribuye a que los partidos que tienen mayor cantidad de votos se lleven la mayor cantidad de escaños y eso lo pueden ver en las elecciones de 2013 en las que Alianza País obtuvo la mayoría absoluta con 100 de los 137 escaños de la Asamblea. Con el método Webster lo que se intenta es que las minorías también tengan participación legislativa. Pero es interesante analizar lo que está pasando ahora tras la ley, porque las candidaturas deberían inscribirse en este mes y actualmente ya contamos con alrededor de 25 precandidatos. Los candidatos están apuntando a fraccionar su voto y a un efecto arrastre. Lo que quiero decir es que lo que importa no es llegar a través de estas candidaturas a la presidencia, si no que lo que quieren es tener un poder en el legislativo. Con el método Webster que favorece a las votaciones de minoría y la listas cerradas, todos creen que pueden llegar. 

Esto es súper paradójico porque por un lado tienes que la reforma intenta incentivar a los partidos políticos a que formen caras, a que formen jóvenes e integren a mujeres y a que tengan una ideología y programa concreto pero por el otro lado, a través del método Webster consigues incluir a minorías. Es evidente que el siguiente presidente que tome la posta no va a tener mayoría y le va a tocar negociar en el legislativo. Ya hemos visto en las últimas revelaciones de casos de corrupción, que las negociaciones en el legislativo son muchas veces por dádivas políticas, dádivas en instituciones públicas….. 

En cuanto a la composición de las listas, ¿qué cambia?

Las más importantes son la participación de los jóvenes y las mujeres que establece que en las próximas elecciones al menos el 25% de las personas que sean parte de las listas pluripersonales deben ser jóvenes, entendiendo por jóvenes a las personas que tienen entre 18 y 29 años.

Es super interesante porque si tú analizas esta asamblea que comenzó en el 2017 y terminará en el 2021, solo hay cuatro personas que tienen ese rango de edad y una persona ya fue destituida. Esta reforma abre el espacio para que jóvenes empiecen a realizar actividad política porque no solo la norma implementa su incorporación a las listas, sino que también fomenta que los partidos políticos tengan dentro de cada partido la formación política de jóvenes e incluso mediante esta ley se establece que el 20% de su presupuesto del fondo partidario tiene que enfocarse en su formación. 

Se está abriendo el campo político a los jóvenes y si tú analizas actualmente muchos de los partidos tradicionales están ya empujando a esta formación de jóvenes, especialmente la izquierda democrática, el partido social cristiano, CREO, en donde ya existen estas plataformas donde los jóvenes se están preparando. Sin embargo, claro, es una preparación de abajo y no tiene mucha incidencia. Existen algunos jóvenes que son asesores en el legislativo de legisladores pero todavía la política se centra en personalismos, en el líder o líderes del partido.

Otra de las reformas tiene que ver con la participación de mujeres que a diferencia de la incorporación de jóvenes, es un poco más progresivo. En el 2021 solo el 15% de las mujeres serán las que encabecen las listas pluripersonales en la asamblea, en consejaturas y demás. En el 2023 es el 30% y en el 2025 se establece lo que la ley manda que ya sería el 50%. Esto quiere decir que incluso en las próximas elecciones del 2021 existirá un binomio hombre-mujer o mujer-hombre  y es un salto muy grande en el Ecuador ya que solamente en el año 1996 existió una mujer elegida popularmente como vicepresidenta. Esta norma empuja la participación de mujeres y sobre todo la de los jóvenes. 

¿Quienes impulsaron estas reformas? ¿qué efectos puede tener sobre el escenario de las próximas elecciones?

Quien presentó la ley fue el presidente Lenin Moreno, presidente electo por Alianza País, ex-partido de Rafael Correa. Es evidente que si tú analizas las votaciones de la asamblea Alianza País no obedece necesariamente a Lenin Moreno. En este caso la ley fue muy respaldado por Alianza País pero también por otros partidos. Los partidos grandes como Partido Social Cristiano e incluso Alianza País estaban en contra de cambiar el método de D’Hont a Webster porque claramente les restaría poder. Sin embargo los otros partidos -hoy ves una asamblea muy fraccionada, con bloques de un solo legislador-  o asambleístas que tienen pocos curules fueron los que favorecieron a este diseño institucional porque eventualmente les va a favorecer.

¿Cómo es el vínculo que tienen hoy los jóvenes con los partidos políticos? 

Tengamos en cuenta que del porcentaje de la población del Ecuador, alrededor del 56% están entre centennials y millennials, es decir personas que van desde los 18 años hasta los 38 años. Según las últimas encuestas del latinobarómetro, a los jóvenes ecuatorianos mayoritariamente no les interesa la política, están hartos de la corrupción, no creen en ningún partido. A través de la ley de reforma se está impulsando la inserción de jóvenes pero hoy no ves una actividad política de ellos ni un proselitismo político de jóvenes con la camiseta puesta. E incluso aquellas figuras que sí participan de la política son pocas y son figuras repetidas partidarias que en realidad no representan los valores de los jóvenes. Es un reto muy grande que los partidos tienen. Dentro de todos los partidos a mi me llama la atención que el único partido que tiene cursos de formación política y no funciona como un club de amigos es Izquierda Democrática. Claro, existen juventudes correistas, juventudes CREO pero no están tan institucionalizadas en su formación. Lo sorprendente es que Izquierda Democrática es un partido que murió y revivió en las últimas elecciones solo con un asambleísta pero que evidentemente está dando importancia a los jóvenes. Va a ser complicado, no se como los jóvenes se insertarán en los partidos grandes tan rápido, porque  la ley dice que ya en estas nuevas elecciones el 25% de todos los candidatos de todas las lista deben ser jóvenes.

La ley no dice nada sobre la posición que deben ocupar estos jóvenes en las listas…

Ahora con el hecho de que las listas son cerradas y no puedes fracturar tu voto los partidos piensan muy bien a quien poner primero, segundo y tercero porque las personas que estén primeras van a ser las que más posibilidades tengan de entrar. Existe una gran posibilidad que si bien el partido vaya a cumplir con la regla del 25% lo haga poniéndolos en los últimos cuatro puestos pensando que así no los va a afectar. Esto ya sucede con las mujeres, que desde la constitución del 2008, la ley pide que exista alternabilidad entre hombres y mujeres, es decir que si un legislador es hombre, el suplente debería ser mujer y tal cosa no se ha cumplido. Hay que estar muy vigilante si es que este 25% se va a cumplir o no. 

¿Qué antecedentes existen sobre la incorporación de lxs jóvenes en la política?

Desde la constituyente del 2008, las personas pueden votar desde los 16 años. Es un voto facultativo entre los 16 y los 18 años, que de alguna manera impulsa a los jóvenes a participar. Para ser asambleísta o legislador necesitas tener 18 años, no existe un mínimo de edad y desde los 18 en adelante los jóvenes están obligados a votar. Si analizamos la composición de jóvenes en la asamblea vemos que es muy poca pero sí hemos tenido casos: Gabriela Rivadeneira tendría alrededor de treinta y pico de años que se considera joven y fue presidenta de la asamblea.

¿Qué efectos puede tener la incorporación de los jóvenes en las listas? 

Primero quisiera hacer una aclaración. Desde 1996 hay una clara crisis de los partidos y la representación política a tal punto que desde 1996 hasta 2005 el Ecuador tuvo alrededor de 10 presidentes. Desde entonces muchos partidos se crearon como un vehículo electoral, creados solamente para llegar al poder. Un ejemplo de ello es Álvaro Noboa que creó el partido que ahora se llama ‘Adelante Ecuador Adelante’ pero que antes se llamaba PRIAN y fue 5 veces candidato a presidente por Ecuador, quedando tres veces en el ballotage.

Actualmente tenemos otro vehículo electoral que es CREO que ya ha concursado en las últimas dos elecciones con Guillermo Lasso pero no ha llegado al poder. No son partidos que se han constituido desde las bases sino que son partidos cuyo único objetivo es llevar al poder al personaje, al candidato en específico. Incluso Alianza País, cuando Correa deja la presidencia, las bases se desmoronaron. Actualmente, es tal la crisis que a su sede partidaria la están vendiendo. 

Partiendo de que los partidos son vehículos electorales para que un candidato llegue al poder, y muchos de sus preceptos son del candidato mas no de una formación ideológica ni de bases del partido, yo creo que hay un espectro joven muy activo pero que ningún partido político está tomando ni representando. Estoy hablando de un espectro liberal en términos sociales que estan tal vez a favor de la despenalizacion del aborto, que aceptan a las diversidades sexuales, respetan a los animales y demás. En los partidos tradicionales el conservadurismo está impregnado no solo en la derecha sino también la izquierda. Creo que por ejemplo,  ninguno va a aceptar la despenalizacion del aborto pero hoy los jovenes estan abiertos a eso y estan luchando contra los feminicidios, por las reivinidaciones de mujeres, de la naturaleza y ningún partido lo está tomando todavia. Está totalmente desatendido. 

Teniendo en cuenta que el 56% de la población y quienes van a determinar el voto son jóvenes entre 18 y 38 años, el desafío más grande de los partidos es incorporar sus ideas y fomentarlas. Pero si tienes un partido que solo es un vehículo electoral de un candidato, la formación está yendo desde arriba hacia abajo y no desde las bases hacia arriba.  

Los ideales de los jóvenes, de las causas que ahorita están peleando, están huérfanos de partidos políticos pero que pueden ser capitalizados un montón a su favor: allí están fallando los partidos. 

¿Cómo es el vínculo de los jóvenes con Alianza País, el partido que hoy está en el poder? ¿cambió con la llegada de Lenin Moreno?

Durante la crisis política de los años 90 muchos de los que hoy son jóvenes, y me incluyo, estábamos naciendo o eramos chiquitos. El vínculo de los jóvenes con la política fue durante el gobierno de Rafael Correa, entonces si tú tienes un gobierno que gozó de los recursos naturales, del boom petrolero y de 10 años de estabilidad acompañada de mucha obra pública, no es descabellado que estos jóvenes milten, no por Alianza País, porque este dejó de ser Correa si no por cualquier partido político por el que Correa se vaya, así de personalista es el sistema político. Muchas de estas personas jóvenes hoy tienen como referente a eso, a la estabilidad política de Correa. 

Sin embargo, son muchas las broncas que se han echado los jóvenes con Correa, por ejemplo con  el tema de Yasuní. Cuando comenzó su presidencia quiso conservar el parque nacional Yasuní que es el parque más biodiverso del mundo y él quería no explotar el petróleo ahí guardado sino a través de un fondo  internacional de contribuciones que daban los países externos. En el 2013 se acabó el dinero del petróleo y Correa decidió explotarlo. Los jóvenes se sintieron decepcionados en ese momento. También con respecto a las demandas feministas, el aborto, etc. Entonces, no creo que Correa represente eso pero lo que sí representa es la conciencia política de los jóvenes, en términos económicos porque creció durante su gobierno. Luego el precio del petróleo bajó, el país se endeudó y ahorita el país está en una crisis económica a la que se sumó el covid, entonces los jóvenes van a tener un punto de referencia. 

Es interesante analizar que Correa, que es el actor político más importante del Ecuador, es el único que está utilizando TikTok, esta red que cautiva sobretodo a los centennials. Tienes centennials de 18 a 23 años que van a votar en las elecciones que utilizan esta red social y si tu entras a Tik Tok él es el único. Su campaña y comunicación política es espectacular, es un genio de la comunicación. Sabe cómo llegar y cómo utilizar estos instrumentos y otros no lo están haciendo ni lo están viendo. En centennials tienes un 18% de la población que claramente te hace la diferencia.

¿Cómo puede influir la incorporación de jóvenes en las listas en el escenario político de cara a las elecciones de febrero?

El Partido Social Cristiano actualmente tiene cuatro precandidatos pero puede tener uno más, que muchos dicen que podría ser Otto Sonnenholzner, ex- vicepresidente que renunció para lanzarse todavía no sabemos a qué. Puede ser el outsider y yo creería que él sería la figura que intente capturar y apadrinar a todos estos ideales jóvenes. Actualmente existen placas publicitarias y propagandas en las que él patrocina la honestidad como valor. Actualmente hay tantos casos de corrupción y es tal la falta de credibilidad que los jóvenes tienen que es un valor  atractivo. Para los jóvenes ecuatorianos la política es sucia, está llena de corrupción y él está apadrinando la honestidad, siendo él un candidato joven, así que se me ocurre que  podría intentar buscar esos votos jóvenes. 

Correa va a poner un candidato de ley porque lo que se juega en estas elecciones es muchísimo y Correa tiene un 25% de gente que va a votar por él. Es quien más intención de voto tiene, aunque él no sea necesariamente el candidato, el poder que le de a alguien más. Cualquier persona que ponga Correa como candidato va a partir con un piso del 25%, pues actualmente el Ecuador está en crisis por las malas políticas económicas, y el COVID genera la crisis económica más grande de nuestra historia.  La crisis más grande hasta el momento había sido en el año 1999 que decrecimos un 6% y fue una crisis social, política y económica terrible. Ahora vamos a decrecer por lo menos el 10% y no sabemos qué va a pasar. 

Antes del COVID los jóvenes eran los más afectados en términos de desempleo e inestabilidad económica. Ahora con la pandemia, a los primeros que echaron de las empresas, de los que fue fácil prescindir, fueron jóvenes porque las liquidaciones les cuesta menos a las empresas porque tienen menos años de trabajo y tal vez no tienen familias. Sin embargo si analizamos las estadísticas, es la población más formada pero la más desocupada, con más inestabilidad económica, en la pandemia han aumentado las tasas de depresión, no pueden terminar la universidad, la han dejado porque sus padres no pueden pagar las pensiones y es el nicho de desesperación con los que los candidatos deberían establecer propuestas claras. ¿cómo nos van a ayudar? ¿Cuáles son sus propuestas ante tanta incertidumbre? El COVID-19 también hizo tambalear todo el tablero electoral y sobre todo si no hay un candidato que apadrine todas estas demandas que ya nombramos como el feminismo, el activismo social, el ambientalismo y demás. 


*Johanna Andrango estudió Economía con una subespecialización en Ciencia Política en la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) y también tiene un Máster en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Oxford.

Manuela Salvatierra es estudiante de Ciencia Política en la UBA

ÚLTIMAS NOTAS

Sala Silenciosa

Sala Parlante

ETIQUETAS