domingo 24 octubre 2021

Importancia de la salud mental en el colectivo LGBT

Sara Salceda Cayon

Dados los elevados índices de discriminación y los problemas de salud mental, de los que deriva el vertiginoso incremento de las conductas suicidas, el colectivo LGBT reclama cada vez con más fuerza una cobertura de atención sanitaria pública y gratuita.

La población LGBT presenta peores indicadores de salud mental que el resto de la población. Además de presentar los factores de riesgo generales de conductas suicidas, las personas LGBT también sufren factores de riesgo específicos por el hecho de tener una orientación sexual y/o identidad de género diferente a la norma establecida. La incidencia de conductas suicidas del colectivo LGBT es significativamente mayor que la del resto de la población. Sin embargo, España se pone al final de la cola en cuanto a investigaciones que relacionan la prevalencia del suicidio con el colectivo LGBT.

Conocer los conceptos básicos que actualmente envuelven la identidad de género y la orientación sexual es hoy en día una materia pendiente en la atención sanitaria española. Las discriminaciones hacia las minorías sexuales y de género es un tema de actualidad e impulsar políticas que las erradiquen debe formar parte de estrategias sociosanitarias.

El colectivo LGBT se abre paso después de una larga lucha por sus derechos -que continúa- y reclama de una vez por todas una cobertura pública de atención sanitaria específica, desafiando la perspectiva biomédica sobre la disforia de género y reclamando la despatologización que hasta ahora ha envuelto a las personas trans y que no hace tanto envolvían a las personas gais, lesbianas y bisexuales.

Se requiere de los profesionales sanitarios un fomento de la investigación del suicidio que ponga especial atención a los colectivos más vulnerables con el fin de proporcionar conocimiento útil para la prevención y el desarrollo de intervenciones efectivas y pertinentes.

El apoyo que podemos proporcionar no solo como sanitarios sino también como amigos, familiares o activistas, es vital dado que esta problemática no solo afecta a las personas del colectivo LGBT, sino a toda la sociedad. Los vínculos que establecemos son imprescindibles para crecer de forma sana, equilibrada y libre pero para eso es necesario enfrentarnos a las normas sociales con las que hemos crecido, cuestionarlas, cambiarlas y desarrollar nuevas habilidades para trasformar nuestro entorno en uno habitable.

ÚLTIMAS NOTAS

Sala Silenciosa

Sala Parlante

ETIQUETAS