lunes 02 agosto 2021

Imagen obtenida del portal “Lo posible”, autor Caiozzama

Por Yasna Tapia Cisternas*

Desde la critica contemporánea al consumismo, las instituciones fallidas, como carabineros e imágenes de nostalgia, como “Tranquilein John Wayne”, hasta el resonar del descontento social post 18 de octubre en los muros de las calles de Santiago. El artista Claudio Caiozzi, más conocido como Caiozzama en redes sociales, nos cuenta las reflexiones en torno a la revuelta social y otras novedades de su arte.

Muchos y muchas hemos visto, en más de algún muro, las alucinantes creaciones del artista de camino a las protestas de los viernes en plaza dignidad. Querubines sosteniendo la wenufoye, versando “Renuncia Piñera” o “Nueva constitución”, en una suerte de protesta y resistencia que resuena en las y los que marchamos a la Plaza Dignidad, una vez más, a exigir cambios estructurales, para que sea nuestra voz la que construya un nuevo Chile con todos y todas.

Claudio Caiozzi, más conocido como @Ciozzama en redes sociales, es quien se ha tomado los muros para darle voz a la protesta desde el mundo del arte. De profesión fotógrafo periodístico, utiliza parte de sus fotografías e iconos populares, para generar sus composiciones a través de la técnica paste up y collage, la cuál aprende en sus años de viaje. “Viví en Inglaterra, en  República Dominicana y el último año en China. Viajé mucho por Asia, Europa y Centroamérica, fui a Haití… viajé mucho. En ese tiempo me hice un coleccionista, desde la fotografía, del arte urbano”, “El último año en China, había visto esta técnica, también la vi en París y en varios lugares y me quedo dando vuelta esta idea del papel”

Lo que empezó como una afición o hobby, que mezclaba tanto el hartazgo por el devenir cotidiano, como su profesión y pasión por la fotografía, poco a poco fue creciendo. “Hasta que la foto fue cada vez menos y termina en lo que hago hoy en día, que son los murales y ya me dedico muy poquito a la fotografía”, nos comenta Claudio.

Autor imagen Caiozzama

¿Cómo nace Caiozzama?

Caiozzama viene desde mucho antes, de la época del colegio. Es un juego palabra mi apellido, que es Caiozzi. Y surge, anecdóticamente, de cuando me hice mi primer mail (correo electrónico) y siempre los nombres estaban ocupados, además hay un personaje en Dragon Ball Z, que son los Kaiosama con K, pero yo lo escribí como mi apellido. Entonces, así empezó y cuando me hice un Instagram le coloqué Caiozzama. Ahora se transformó en mi nombre artístico.

Tu vitrina. ¿Por qué arte callejero?

Mi obra siempre fue concebida en la calle nunca en otra parte. La primera obra que hice con esta técnica fue ahí. A mí la calle me encanta, porque creo que es un lugar súper democrático, además es como un ente que evoluciona, me gusta mucho por eso. La primera obra que hice, con esta técnica, fue en la calle. Cuando la gente quería comprarme cuadros… eran cuadros que yo ya había hecho en los muros, entonces eran cosas de la calle que querían llevarse a sus casas.  Por otra parte, el tema del collage en papel surgió porque yo no dibujo y me llamó mucho la atención que, con la técnica, podía incorporar mis fotografías en el muro finalmente, de hecho, en la mayoría de mis murales siempre hay partes de alguna foto que tomé. Siempre que ocupo a los pacos, esas fotos se las tomé yo o cuando ocupó a niños, estos son los hijos de mi amigo o mi sobrino, siempre cuando hay un modelo son amigos. Entonces, eso es lo que más me gustó porque podría combinar las dos cosas y con papel era perfecto.

A través de tus múltiples piezas ¿Qué deseas reflejar? ¿Cuál es la critica que emana de tus composiciones?

Hay una necesidad muy mía, de mostrar las injusticias y lo que esta pasando, ojalá ir a los conflictos armados del mundo, pero me fui dando cuenta de que no estaba bien encaminado por ahí, aunque en mis viajes fui buscando eso. Entones aparece lo del papel, que finalmente el mismo ejercicio de lo que quería hacer con la foto, pero a través de los murales, mostrar las injusticias desde mi perspectiva obviamente, lo que encuentro que está mal o en lo que hay que estar atentos. También, un poco humor. Por eso, toda mi primera obra antes del 18 -de octubre- es muy global y se entiende en cualquier parte del mundo, después llega el 18, se pone súper chilena la cosa y ya me meto 100% en Chile. Además, creo que es obvio que estamos viviendo un proceso histórico. Más encima, yo vivo acá en la Plaza Dignidad. Me asomo por la ventana y veo la plaza. He sido un testigo “heavy” de lo que está pasando, por ende, volví a la foto, me hice otro Instagram, que es el Fotonauta, donde muestro en fotos lo que está pasando acá. Entonces, siempre fue eso… reflejar lo que pasa, también muy acorde a la contingencia. Empecé a ver la violación a los Derechos Humanos e hice a Jesús. Por otro lado, el “Matapacos”, es como este fenómeno en que no tenemos a nadie que nos represente y todos nos identificamos con un perro. Es algo muy mío y que finalmente me doy cuenta de que le pasa a mucha gente.

¿Cuál es tu opinión y perspectiva sobre la revuelta social del 18 de octubre y el posterior proceso que se abrió a la luz de las protestas?

Primeramente, yo no me esperaba que pasará esto, nunca. En ese sentido, siempre fui un crítico de los chilenos, sobre todo, no del sistema, porque sentía que el sistema se los había comido todos… incluyéndome y ya no hacíamos nada. Por ejemplo, nos subían los precios y todos seguían callados, los únicos que protestaban eran los estudiantes, pero ellos no tenían mucha capacidad de convocatoria con el mundo de los trabajadores. Entonces, para mí fue una sorpresa gigante y muy grata cuando pasó lo del 18 octubre. Por primera vez sentí que finalmente los chilenos se dieron cuenta de que la Constitución que tenemos no es para los chilenos, sino que es para es para algunos y que en verdad Chile se había transformado en una fábrica mal pagada, dónde los jefes se llevan todo y el verdadero Chile estaba esclavizado con contratos horribles. Entonces fue una sorpresa muy grata y sobre todo cuando dicen que podemos cambiar la Constitución que tenemos, lo cual tampoco me esperaba, además es una constitución que fue escrita en cuatro pares, por empresarios, milicos, los pacos se “arreglaron todos los bigotes”, es decir, el plebiscito del Sí y él No, en 1980, era una mentira gigante. En ese sentido, yo creo que en una Dictadura el mejor camino para salir de esa situación es lo que hicieron acá, donde decían -vamos a salir de Dictadura por la buena, pero nosotros vamos a poner las reglas y solo así saldremos- y llega esta falsa democracia. Muy por el contrario, la mayoría de las dictaduras salen de manera violenta y luego empieza un periodo nuevo, acá no fue así. Además, vemos la cantidad de beneficios que tienen los empresarios, los milicos y los pacos. Por otro lado, es una Constitución escrita para un determinado sistema y no funciona si no es con el Neoliberalismo. Podría llegar un gobierno Comunista o un gobierno Socialista, como lo hemos tenido y no va a funcionar, pues va a tener que adecuarse el Neoliberalismo. Jaime Guzmán lo dijo una vez -vamos a hacer una Constitución en donde, a pesar de que gane el enemigo, tenga tantas limitaciones que no pueda hacer nada- por ello, tener la oportunidad de cambiarla es una maravilla. Ahora, de todas formas, hay que tener cuidado, porque son los que manejan todo los que van a tratar de sabotearla. Ya se dieron cuenta que el Apruebo va a ganar y no le queda otra que subirse “al carro”, pero se viene un período muy difícil, en donde lo más sencillo será el Apruebo y el Rechazo, pero lo difícil viene después, ya que los millones de dólares van a “volar” para poder corromper a todos los que quieren escribir la Nueva constitución. En ese momento tendremos que estar muy atentos, ya que queremos quitarles el agua y todo lo que ellos nos quitaron en un principio, por eso van a pelear hasta el fin.

¿Cómo crees que se va a organizar el campo de los social para lograr cambios efectivos en la nueva Constitución?

Los primero es empezar a identificar a los líderes que queremos que escriban la Constitución, y en ese sentido tenemos que estar muy consciente de que tiene que ser todo tipo de gente, no sólo los que votaron Apruebo. Tienen que estar los del Rechazo, los de ultraderecha, los de ultraizquierda, tenemos que estar todos, porque eso es una Constitución, básicamente el “ADN” de un país, en donde vive todo tipo de gente que piensan de diversas maneras. Pero, además, tienen que ser personas que nos represente. Segundo, estar “ojos al charqui” todo el tiempo respeto de cuales son las demandas que vamos a exigir, si estas se están logrando o no, por tanto, hay que estar muy atento en todo ámbito tanto lo ciudadano, como lo sindical, en las poblaciones, etc, ya que ellos tienen mucho que perder. A mí me encantaría que estuviera la Fabiola Campillay, Gatica o quienes hayan vivido el horror de lo que ha pasado desde octubre hasta marzo.  Somos un país que normaliza esta realidad, la del Chile abusador, en que la gente no vale nada, el Chile en donde no te va a pasar nada si robaste millones de dólares, pero si robaste algo chiquitito seguramente te vas “en cana”, nos acostumbramos al abuso. Hay cosas, que no otros países serían un horror, pero acá son normales y eso tenemos que cambiarlo.

Autor imagen Caiozzama

¿Y cuál sería el rol de las artes en este proceso?

Al menos por mi parte, trabajo con la contingencia, por lo que voy a estar muy atento a lo que pasa. Si veo que Moreira va a estar ahí metido (en el Órgano redactor), seguramente hare algo en contra. Por lo que siempre voy a estar generando nuevas cosas.

Por último, Claudio comentanos en qué te encuentras trabajando, creando o haciendo actualmente

Ahora estoy trabajando en un proyecto bien grande, para el Apruebo y estamos tratando de hacer una cosa bien bonita, que va a llamar bastante la atención. También estoy en un segundo proyecto, también para el Apruebo. Aparte con proyectos personales, pero enfocados 100% al plebiscito. Mañana -3 de septiembre-  vamos a intervenir el Museo del Estallido Social, en Bellavista. Eso, más otros pequeños proyectos todos enfocados en el Plebiscito.


*Yasna Tapia Cisternas, Titulada en Ingeniería Civil en Biotecnología por la USS. Ex dirigenta estudiantil de la USS. Encargada Nacional del Frente por el  Medioambiente y la Biodiversidad del Partido Comunes, integrante del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) y activista socioambiental.

ÚLTIMAS NOTAS

Sala Silenciosa

Sala Parlante

ETIQUETAS