lunes 27 septiembre 2021

Videoteca de iberoamérica

Las ideas configuran ese entramado de sentidos compartidos que hace posible lo común. Es en el diálogo, en la confluencia de diferentes perspectivas donde tejemos horizontes alternativos, donde somos capaces de atravesar fronteras y derribar los prejuicios que oprimen, segregan y excluyen.

Archivo de época es una iniciativa de María Bagnat que, a través del registro de miradas y ejes temáticos sustantivos, nos ofrece claves interpretativas, conceptos y reflexiones que, desde diversos prismas, iluminan la realidad política y cultural actual.

A pocos días de su partida, y con la convicción de que su legado atraviesa no solamente el devenir del pensamiento nacional sino también nuestra identidad en el sentido más profundo, evocamos las palabras de Horacio González.

La entrevista se realizó en el marco de los Foros por una Nueva Independencia, impulsados entre 2014 y 2015 por la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional a cargo de Ricardo Forster.

Les dejamos un fragmento, Estado y emancipación intelectual:

“Me parece que este es un momento donde se crea la posibilidad de instituir una idea de conocimiento que tenga alguna parte importante de autorresponsabilidad o de conciencia autoresponsable. Eso modificaría totalmente no solo la escuela primaria sino la universidad. La universidad está muy mal, la universidad es un lugar donde hay una disputa entre el intelectual libertario y el intelectual concebido y troquelado por los modelos de escritura e investigación que se enseñan.

(…)

¿Acaso no tendríamos que ser influidos por un modelo intelectual? Sí, pero depende de cuál modelo intelectual, por ejemplo la valorización del pensamiento conservador debe realizarse, solo que con una ética de izquierda. Yo tengo una ética de izquierda en materia de vida intelectual. La valorización del pensamiento nacionalista también, fueron todos grandes escritores. El de Sarmiento también como gran escritor. Ahora, ¿cómo cuestionar los pensamientos que se revierten en efectos anti civilizatorios? A pesar de que son los que cuestionaron la barbarie, muchos de esos pensamientos son bárbaros porque han tenido responsabilidades en genocidios muy característicos de la historia de toda nación. No hay nación sin genocidio.

Entonces si aceptamos ser pensadores nacionales tenemos que purgar de nosotros mismos la idea de genocidio que está presente esencialmente en cualquier idea de nación, sea inglesa o argentina. Entonces eso también hace de la comunidad intelectual una república libertaria que tiene que estar presente en el Conicet, en las universidades, del Chaco o de Buenos Aires, en los suplementos culturales. Esto no es necesariamente posible nunca, porque la vida intelectual está sometida a financiamientos, a aparatos políticos, a aparatos comunicacionales y finalmente a la lógica del fetichismo a la mercancía por decirlo fácil, tomando una expresión bien consagrada.

Entonces en ese sentido la verdadera vida intelectual tiene veta libertaria me parece, a pesar que no sea funcional al Estado. Yo soy hace 10 años Director de la Biblioteca Nacional, he firmado cientos de expedientes, ya ni me acuerdo todo lo que firmé, no lo hice con irresponsabilidad pero lo hice de maneras libertarias, es decir, pensando que el Estado no es un aparato que incluye una fuerza represiva y una fuerza cultural y que las dos se someten a ser tolerables mutuamente, como ahora, hay una fuerza represiva, un tal Berni y una fuerza cultural, una señora llamada Teresa. Déjenlo esto que digo. Eso se corresponde un poco con los brazos que tiene el Estado, un brazo cultural y un brazo represivo, no son lo mismo, ni deben ser pensados en conjunto, pero de alguna manera llamamos Estado a la tolerancia de esa contradicción. Yo diría que la vida intelectual liberada o más emancipada es algo que debería indagar ahí, por qué toleramos esa contradicción. Yo me dedicaría a eso si tuviera tiempo, como en realidad no tengo tiempo y además es un tema muy difícil me limito a hablarlo acá, acá Provincia del Chaco, Universidad del Chaco”

ÚLTIMAS NOTAS

Sala Silenciosa

Sala Parlante

ETIQUETAS